martes, 7 de agosto de 2007

El saludo que da asco

El saludo como señal de respeto es casi tan antiguo como el hombre, yo me acuerdo que si de chico no saludaba la Marta me decía - Martín, saluda no seas mal educado.- y ahí nomás arrancaba uno de los rituales mas desagradables para un chico, una sucesión casi interminables de besos de viejos con barbas "rasposas" y de viejas con mucho olor a crema, y estas no conformes con la tortura de dejarte pegado (por las capas de las diferentes cremas) insistían todas en tironearte los cachetes.
De estas desagradables experiencias de mi niñez aprendí algo, el saludo es importante, es de buena educación saludar, pero también aprendí que es importante la forma en la que uno saluda, y ahora nos vamos arrimando al origen del post.
Con las mujeres, sean conocidas, amigas, colegas o nada de eso, es fácil, se las saluda con un beso en la mejilla, y listo se acabo el problema. Es mas yo vivo en Rosario, toda la gente del mundo sabe que las argentinas son tal vez las mujeres más hermosas, y todo argentino sabe que las mujeres mas lindas están en Rosario.
Yo todavía no encontré una razón para esta aglomeración de belleza, pero convenzo al más escéptico con una caminata por la peatonal Córdoba. A lo que me refería es que es un placer saludar mujeres en Rosario, por que te la pasas besuqueándote con todas minas que están re-buenas, mas de uno se la pasa entrando y saliendo a diferentes habitaciones con la única intención de saludar muchas mujeres.
El problema radica en el saludo masculino, primero que según el grado de amistad, el rango de edad, el respeto que imponga la contraparte, o la seriedad que uno espera demostrar existen varias formas de saludar, y a veces es muy importante no equivocarse.
Por ejemplo con un señor mayor, alguien muy serio, alguien que inspire respeto, o simplemente si se quiere demostrar cierta seriedad, la mano debe darse hacia abajo formando un ángulo de 45º grados con el piso, tengan cuidado no se enbataten, por que se lo van a lamentar siempre.
Todavía hoy me acuerdo cuando en un trabajo, a un cliente muy importante, bastante mayor, de un trato muy serio le di la mano para arriba (135º con el piso).
Ya hace unos cuantos años de esto, y seguro que José no se acuerda mas, pero cada vez que tengo que saludar a alguien y por alguna razón estoy nervioso me acuerdo de esa patética imagen de un pendejo de 22 años con arito y peinado con los pelitos parados, y un tipo de sesenta de saco, corbata y peluquín saludándose como si estarían por pulsear.
Cuando el saludo es entre amigos, pero hablo de amigos en serio, entre "gomias", es también fácil, un beso seguido de un abrazo, esto quizás en otra parte del mundo sea algo impensado, pero en Argentina es así. Lo único que por ahí complica un poco las cosas es cuando el beso deja de ser en sendas mejillas y pasa a haber lo que comúnmente se conoce como "roce de comisuras" o "beso de media boca", esto no tiene que generar el asco que nombro en el titulo del post, si les genera asco es por que son homofobicos háganse tratar, el problema en esta particularidad de este tipo de saludo es que uno se tiene que tomar el trabajo de responder las siguientes tres preguntas:
¿Le habremos errado los dos?
¿Será puto?
¿Seré puto?
Después de tener las respuestas todavía a uno le queda alguna sensación que se esfuma rápidamente cuando piensa: - si el Diego y el Cani se daban picos que problema puede haber en que nos demos un medio-beso con Roberto el verdulero-.
Y así si llegamos al verdadero problema, la oveja negra del reino de los saludos, el saludo entre conocidos, compañeros, el saludo de presentación, el común apretón de manos (45º con el piso).
Mi problemas no es con el apretón de manos en general, por que no, con el apretón de manos firmes esta todo bien, estoy hablando del apretón de manos con mano blandita, que no aprieta, estoy hablando del apretón de manos "bala", ese que no sabes si estas estrechando una mano o agarrando medio kilo de marucha, ese saludo señores da asco, ese saludos tenemos que erradicarlo de la sociedad.
Prefiero el apretón de manos de mi amigo Faya que te aprieta la mano , yo creo que con saña, con intenciones de arrancarte el brazo o de cortarte la circulación a los dedos para que después te los amputen, a ese apretón tímido, con miedo, que da de desconfiar por que alguien que no te estrecha la mano con firmeza seguro que es por que algo esconde, prefiero señores el apretón transpirado, o el apretón de carnicero (o mecánico) que se limpia en el delantal antes de darte la mano, se limpia la mano y seguro algo queda pero te da la mano con gusto y dedicación, su entrega al saludo es total, por que es un hombre de bien.
Amigos seamos todos educados, besemos a las damas y a los amigos, estrechemos la mano del resto de la gente que nos vamos cruzando por la vida pero con firmeza, por que no hay nada más desagradable que un saludo con la mano blandita.



Nota Marta: Mejor madre del mundo.
La mejor época para salir a caminar por la peatonal Córdoba es al inicio de la primavera, con los primeros calores las chicas de Rosario llegan al punto más alto de la belleza.
Paradójicamente mi amigo, que se apellida Faya, trabaja en sistemas. Tuvo un mal asesor de marketing.

6 comentarios:

Jime dijo...

jaja, muy divertido, sin duda, el saludo dice mucho y probablemente una relación desde el principio esta determinada a lo que será por esas primeras cosas: el saludo, el olor, la mirada, etc.

Martín Rampo dijo...

Gracias Jime y si tenes razon la mirada es muy importante se dicen muchas cosas con los ojos, generalmente las que no se quieren decir, el olor no se por ahi alguien tuvo un mal dia o se equivoco al salir de su casa (como yo hoy) y por eso no creo que diga mucho.
Pero la gente que da la mano blandita, de esa gente tenemos que desconfiar.

ADENOZ dijo...

Aunque me desagrada la alegoría, ciertamente estrechar una mano débil es como apretar un pene fláccido.
Cuando tengo la oportunidad de volver a saludar a un espécimen de este tipo, aprovecho para estrujarle las falanges hasta ver como las lágrimas se deslizan por sus pómulos rosados.

BabyFashion dijo...

Ayyy, gordis, a mi me encanta que la gente se salude!!!
T e devuelvo la visita, por fin te encontré! ajaja
Besinguissss

Belo dijo...

JAJA es un buen análisis, veo que te has esmerado para tratar el tema, también lo hace Seinfeld en un capitulo. Yo creo que hay que uniformar el saludo y que sean todos picos, entre todos y con todos, hombres y mujeres. Yo voy por eso y mas. Saludos querido.

Martín Rampo dijo...

Adenoz: la verdad no podria opinar sobre la comparacion, pero si te cuento que tambien cuando saludo por segunda vez a uno que da la mano blandita se la arranco.

BabyFashion: Gracias por la visita, para cuando un nuevo post que me hizo llorar el anterior.

Belo: jajaja picos entre todos, me da un poquito de cosa, pero es una cuestion de costumbres.

Y a todos gracias por comentar