lunes, 30 de julio de 2007

Eso no que es remedio

Bueno el post de hoy va muy dirigido a los borrachines, principalmente a los Cordobeses.
Yo comparto con estos personajes de peculiar habla, la afición por una bebida a base de hiervas... Si me gusta chupar Fernet, de pendejo me gusta el Fernet, y no creo que halla nada más rico que un buen Fernet con Coca.
Bueno la historia viene más o menos así.
En otra época o en otra vida, yo andaba de visita por la casa de mi abuela, es una vieja chiquita algo encorvada (unos 125º). La casa es una casa grande de esas casas viejas altas y con muchas habitaciones, atrás estaba el patio en el que cuando mi abuelo vivía había un gallinero, una quinta y plantas de un montón de frutas, que hoy en Rosario tengo que comprar en la verdulería (y no tienen gusto a nada).
La ecuación era fácil (casa grande + viejos) = (acumulación de porquerías) así que esa tarde mi abuela me pidió que por favor le tirara algunas cosas.
Nos metimos en la despensa, que en otra época supo estar llena de frascos de vidrio grande con casi cualquier cosa adentro desde masitas dulces, hasta especias, desde conservas hasta tornillos, y me pidió que me fijara si unos porrones estaban vencidos y me dijo.
- A mi me gustaba tanto tomar cerveza pero ahora con estas pastillas no puedo tomar mas, así que si están vencidos tiralos, si no llévalos.
La cosa que los porrones hacia cerca de tres años que estaban vencidos. Así que los tire y vi una botella de Fernet casi hasta arriba, miro la fecha de vencimiento y le sobraba como dos años de vida, y le digo con brillo en los ojos
- Nona este no esta vencido.
Y me responde.
- No, no, ese déjalo que es remedio.
A mi me mato esa frase, todavía hoy me acuerdo y me da risa que no halla podido tomarse una cerveza por las pastillas que tienen 4,9º de graduación alcohólica y se tome un fernet que tiene 45º grados, pero bueno seguí con mi vida hasta este fin de semana que me excedí un poco, decidí tomar hepatalgina en gotas, ya había tomado pero nunca tanta ni tan seguido, le empecé a prestar atención al olor de la hepatalgina, al sabor y es igual al fernet (si, a ese fernet) pero todavía me faltaba algo mas para que pueda decir que son prácticamente lo mismo. Hasta que después de tomar varias veces hepatalgina ese día fui al baño, un baño después de una mama de fernet es inconfundible, todo aquel que halla estado en un baño en ese particular momento lo sabe bien y yo podría decirse que me doctorado en eso, además la sensación de alivio después de ir al baño no te pasa con ninguna otra bebida (por lo menos yo no la he encintrado aun), así que las pruebas son inapelables mi abuela tenia razón el Fernet es remedio.


Nota: Mi abuela hoy tiene 90 años, esta medio chapa, ya no toma fernet, pero si tiene 90 años y todavía aguanta debe ser bastante bueno. Porrón/es: Esto esta solo dedicado a los habitantes de la provincia de Buenos Aires y a los porteños, en toda la Argentina Porrón se le llama a la botella de 970cm3 desde que el mundo es mundo.

1 comentario:

Germán Rampo dijo...

Impresionante el relato de la nona!!
No sabía que le daba al fernet!